WhatsApp Image 2022-02-03 at 2.25.50 PM (1)

PLAN PERSONALIZADO

Cuando la pereza, ansiedad,depresión,él desgano y la falta de energía  terminan por convertirse en un habito en nuestro día a día en necesario reaccionar y tomar acción.

La primera mirada y la más importante  debe estar dirigida a nuestra emociones y alimentación: “Comer no siempre es sinónimo de nutrirse.”

La mayoría de las alteraciones de nuestro mundo emocional tienen un reflejo en el modo en que nos alimentamos y en nuestros habitos.

Podemos intentar compensar, con excesos o defectos de la comida, un vacío muchas veces insoportable más ligado a necesidades psíquicas que biológicas.

Hoy la mayoría de los alimentos que consumimos poseen un detrimento de su calidad nutricional, las dificultades que giran alrededor de la comida se han convertido en un fenómeno masivo. Los estudios indican un aumento constante en alteraciones del estado de animo y la calidad de los alimentos que ingerimos.

Cuando tenemos inconvenientes  con  nuestra alimentación, es conveniente reflexionar qué estado de ánimo nos provocan el hambre o la inapetencia, qué deseos ambiciones, decepciones o fantasías se ocultan tras esos actos que nos llevan a deglutir o rechazar el alimento. Algunos conflictos internos nos pueden conducir a ocupar demasiado tiempo y energía en centrar nuestra atención en lo que comemos, mientras el peso del conflicto se desarrolla en el mundo de nuestros afectos.

Tener  hábitos alimenticios desequilibrados genera una propensión hacia diversos transtornos mentales

En los últimos años escuchamos hablar de los “alimentos funcionales”, que tienen como objetivo mejorar la salud, la ciencia moderna está mostrándonos el contenido de compuestos benéficos para la salud de muchas plantas y verduras que se utilizaron durante años en la medicina alternativa.

Los beneficios de los vegetales y plantas se da gracias a los componentes que las plantas brindan a la salud, es decir a los (nutraceúticos)que nutren y además tratan diferentes condiciones de salud.

Que la comida que llevamos a nuestra boca tiene una relación estrecha con la salud no es algo nuevo.

Hipócrates ya lo manifestaba “que tu medicina sea tu alimento" Por eso cree este programa personalizado para ti!

Bienvenido

El programa tiene una duración de 8 semanas

Donde aprenderás a reconocer tus emociones y a mejorar tus hábitos alimenticios

El programa incluye:

  1. Diagnóstico inicial (1 hora) (conocer tu condición de salud física y mental)
  2. Limpieza de organismo (48 horas)
  3. Recetas de desayuno, almuerzo y cena
  4. Sesión (reconocimiento emocional) (agendar)
  5. Minerales esenciales
  6. Alimentos estratégicos
  7. Limpieza de hígado
  8. Consulta personalizada una vez por semana

Desde el día antes de la limpieza no tome vitaminas, medicinas ni ninguna cosa que no sean alimentos regulares. Escoja un día como sábado para hacer la limpieza ya que podrá descansar al próximo día.

Carrito de compra
Scroll al inicio